6 de agosto de 2014

Bonos soberanos y Ley APP: denuncian complicidad del Congreso con política entreguista de Cartes




“Desde la huelga general del 26 de marzo y la marcha campesina, siguiendo con el mismo espíritu de lucha y firmeza, venimos frente al Congreso Nacional para denunciar la complicidad de la mayoría de los parlamentarios con la política antipopular y antinacional de Horacio Cartes” señaló Eladio Flecha, secretario general del Partido Paraguay Pyahura, durante un mitín realizado esta mañana frente a la sede del Poder Legislativo, en el marco del repudio realizado por organizaciones sociales y políticas al endeudamiento de más de mil millones de dólares al país, con la colocación de bonos soberanos de deuda en el mercado internacional.

 “Primero era la Alianza Pública Privada (Ley APP) y ahora los bonos soberanos, que nada tienen de soberanos, son bonos que endeudan a toda una generación. Entregamos este documento al Parlamento Nacional para hacer constar que nuestra posición es en contra de los bonos, dejando de un precedente de que no estamos de acuerdo con la política que va manejando Horacio Cartes en contra de los intereses del pueblo, en complicidad con el Parlamento Nacional” expresó.

Las organizaciones políticas y sociales firmantes del documento son Paraguay Pyahura, Frente Guasu, Federación Nacional Campesina (FNC), Coordinadora Nacional de Mujeres Trabajadoras y Rurales (CONAMURI), Kuña Pyrenda, Corriente Sindical Clasista (CSC), 15 de Junio, Frente Recoleta, Frente Patriótico Popular y la Organización de Trabajadores de la Educación (OTEP SN).

Dichas organizaciones convocan a la Movilización Nacional “Contra la privatización y la violencia del Estado, por tierra y trabajo” el 13 y 14 en las regiones, y el 15 en Asunción, como un seguimiento de las luchas encaradas durante la pasada huelga general, cuya reivindicación principal fue la derogación de la Ley de Alianza Público Privada (Ley APP). El objetivo es ir fortaleciendo la fuerza de resistencia contra la política antinacional y antipopular del Gobierno de Horacio Cartes.




A continuación, el texto de la carta presentada por las organizaciones.



Asunción, 6 de agosto de 2014


Ciudadano
Blas Llano
Presidente
Congreso Nacional

¡No son soberanos, son bonos de entrega y traición a la patria y al pueblo paraguayo!

“…en caso de incumplimiento de uno o más términos de los documentos relacionados a la emisión de Bonos de la citada Ley, y/o en caso de litigio, la República del Paraguay no opondrá en su defensa la inmunidad de soberanía”. (Fragmento del artículo Nº4, Decreto presidencial Nº1991 del 23 de julio de 2014)

El gobierno de Cartes continúa su proyecto de entrega del Paraguay al capital extranjero, con total complicidad de una mayoría parlamentaria, bajo la batuta del pacto azulgrana entre las cúpulas colorada y liberal.

No le importa impulsar el desarrollo de las y los siete millones de paraguayas y paraguayos. Muy por el contrario, con la emisión de los cínicamente denominados “bonos soberanos”, apuesta al saqueo del país para servir los intereses del sistema financiero internacional dirigido y orientado por el Citibank, el Bank of American y el JP Morgan, todos norteamericanos.

Los otros beneficiados serán  algunas pocas familias paraguayas vinculadas al primer anillo cartista y otras tantas (muy pocas) ligadas a los directorios de algunos bancos denominados locales.

Hablemos de números: el saldo total de la deuda pública pasó de 2 mil 425 millones de dólares en el 2003 a 2 mil 839 millones de dólares al 2010, creciendo en 11,3%.  Actualmente, en la coyuntura 2012- mayo de 2014 creció 62% en relación con el saldo del 2011, llegando a alrededor de 4 mil 367 millones de dólares.

Con sorpresa nos enteramos que Cartes mandó aprobar la emisión de bonos por 1.023 millones de dólares cuando el congreso aprobó dicha emisión por 750 millones de la citada moneda.

¡Y nos hablan de austeridad, de ahorro! ¡Es ahorro para latifundistas y agroexportadores, y miseria para el pueblo! Las organizaciones abajo firmantes, ponemos a consideración de la opinión pública y del pueblo paraguayo, este alevoso vaciamiento que está siendo perpetrado por la camarilla golpista liderada por Horacio Cartes y totalmente arrodillada a los pies del capital transnacional.

Y como una muestra de los niveles de entrega para el robo y el saqueo, copiamos más abajo el artículo 4º del Decreto firmado por Horacio Cartes el pasado 23 de julio, por el cual autoriza al Ministerio de Hacienda la emisión y colocación de “bonos soberanos” en el mercado internacional:

Art. 4.- Establécese que de conformidad a lo dispuesto en el Artículo 89 de la LeyN° 5142/2014, el Ministerio de Hacienda podrá disponer la emisión y transacción en el mercado internacional sujeto a las leyes aplicables del Estado de Nueva York de los Estados Unidos de América y sometidas a la jurisdicción de los tribunales de dicho Estado y, en caso de incumplimiento de uno o más términos de los documentos relacionados a la emisión de Bonos de la citada Ley, y/o en caso de litigio, la República del Paraguay no opondrá en su defensa la inmunidad de soberanía.

Esta situación, por su gravedad, ni siquiera puede ser catalogada como tragicómica, puesto que los riesgos de hipotecar todo el país son altísimos teniendo en cuenta que la militarización, la supuesta responsabilidad fiscal para gastar menos y las privatizaciones hoy llamadas “Alianzas Público-Privadas”, junto con los catastróficos “bonos soberanos” son parte de un proyecto que pretende adueñarse de todo el patrimonio público para combatir pobres sobreexplotándolos, encarcelándolos o directamente matándolos.

Será imposible pagar toda esta deuda atendiendo a que el gobierno no se plantea reformas mínimas tributarias que sean progresivas, o sea, que reclame un mayor pago de impuestos a los capitales que más ganan, ni mucho menos piensa en una solución definitiva al problema del atraso en el desarrollo nacional –ni puede hacerlo- ya que esto implica necesariamente la destrucción del latifundio y la dominación imperialista.

Las movilizaciones del próximo 13, 14 y 15 de agosto serán una gran demostración de repudio de la política cartista a un año de haber asumido este desgobierno que lo único que hace es golpear al pueblo trabajador.

Solo la unidad organizada del pueblo paraguayo podrá parar el proyecto entreguista, antinacional y antipopular de Cartes y amigos, y construir el Paraguay libre, independiente y soberano que necesitamos.

¡Contra las privatizaciones y la violencia del Estado!
¡Por tierra y trabajo! 

Partido Paraguay Pyahura, Frente Guasu, Federación Nacional Campesina, CONAMURI, Frente Patriótico Popular, Mov 15 de junio, Movimiento Kuña Pyrenda, CONNATS, Frente Recoleta, Corriente Sindical Clasista, OTEP-SN 



Imprimir artículo