28 de junio de 2017

Carlos Vera, queremos decirte GRACIAS!



Gracias por demostrar que un revolucionario nunca se jubila, y menos de la docencia, porque la lucha por transformar el mundo es la verdadera vocación de un trabajador o de una trabajadora de la educación, y la enseñanza que más necesita esta vieja sociedad.

Gracias por tu ejemplo de heroísmo, por mantener en alto la bandera de la resistencia en medio de todas las adversidades; y aún en medio de tantos agobios y dolores, animar a seguir luchando, a no dejarse vencer ni amedrentar, a tantas compañeras y compañeros.

Si hubiera manera, querido camarada, de que pudiéramos soportar de manera colectiva el dolor de esa terrible enfermedad, ya estaríamos en fila interminable para cargarlo sobre nuestras espaldas y aliviar tu sufrimiento.

Gracias por ser, y por haber sido, a lo largo de toda tu vida de militancia un horcón, un cimiento profundo, una viga principal, para sostener la organización que todos juntos fuimos construyendo. Gracias por demostrar que tu fortaleza y autoridad moral siempre fue superior aún a tu enorme fuerza física.

Gracias por ser, y haber sido siempre, garantía de honestidad, de rectitud, de valentía, de compromiso con la clase proletaria; por haber sido un muro contra la falsedad, la mediocridad, la hipocresía. Gracias por tu presencia protectora, donde siempre encontramos amparo.

Gracias “Oso”.

Partido Paraguay Pyahura
20-06-2017