29 de octubre de 2014

Derogar la ley de privatizaciones para derrotar al terrorismo de Estado

Rueda de prensa hoy en Plaza de los Héroes.
El próximo 10 de diciembre se cumplirán 66 años de la Declaración Universal  de los Derechos Humanos, declaración que intentó sintetizar el esfuerzo de los pueblos del mundo por garantizar la vida digna para todas y todos, recayendo exclusivamente en los Estados nacionales, su efectivo cumplimiento y vigencia.

Las organizaciones sociales y políticas que venimos construyendo el Congreso Democrático del Pueblo al calor de las luchas, volvemos a convocarnos y sumar nuestra voz a las millones de voces del pueblo paraguayo, llamando a una movilización para el 10 de diciembre, levantando la bandera de los Derechos Humanos, como derechos colectivos que deben ser defendidos por el pueblo cuando no se cumplen.

Las trabajadoras y los trabajadores del campo y de la ciudad no tenemos garantizada nuestra jubilación ni nuestra seguridad social; gran parte de las tierras están en manos de muy pocas personas que accedieron de manera ilegal generando millones de hectáreas malhabidas; junto  con la soja y la ganadería, el narcotráfico, el tráfico de armas y municiones, el tráfico de autos, el tráfico de madera, la evasión de impuesto y el contrabando a gran escala se constituyeron como la principal vía de acumulación de las pocas familias multimillonarias que gobiernan nuestro país al servicio del capital extranjero capitaneado por los EEUU; esta situación se viene agudizando con la política antinacional y antipopular de Cartes y su mayoría parlamentaria alquilada, porque busca elevar al máximo las ganancias de capitales extranjeros junto con unas pocas familias, perjudicando a la mayoría de pueblo que entonces se moviliza y recibe garrote, balas, persecución, imputación y apresamiento.

La violencia del gobierno se refleja en los desalojos a pueblos originarios, al campesinado empobrecido, de tierras que históricamente y por justicia les pertenece. Asimismo, nuestras hermanas y nuestros hermanos bañadenses están a punto de ser desalojados de sus territorios. Quienes construimos el Congreso Democrático del Pueblo nos solidarizamos activamente y defendemos el derecho de los pueblos originarios, del campesinado y de las y los bañadenses a sus territorios históricos, con desarrollo y vida digna.

La avanzada criminal del gobierno se expresa en todos los campos, asesinando criminalmente adolescentes como el caso del Centro Educativo Itaugua. También con permanentes atentados a la libertad de expresión, chantajeando y amenazando a trabajadoras y trabajadores de la prensa, persiguiendo a las radios comunitarias que funcionan al servicio del pueblo, decomisando aparatos de transmisión, atentando contra el derecho humano a la comunicación e información.

La política de endeudamiento del gobierno de Cartes junto con su política de recaudación de impuestos tiene una orientación muy clara: es fundamentalmente pueblo pobre el que paga los impuestos y pagará la deuda, porque la mayor parte de lo que se recauda como impuestos viene de las y los pobres.

Solo derogando la ley de privatizaciones podemos derrotar al terrorismo de Estado, que es la herramienta represiva con la cual el gobierno busca evitar la organización del pueblo que lucha por su liberación.

Defender los Derechos Humanos hoy en nuestro país significa defender nuestro derecho a la seguridad, a la paz, a la justicia social. Con tierra, trabajo, vivienda, alimentación, salud y educación gratuitas y de calidad, cumplimos con las garantías para la vigencia de los Derechos Humanos.

Es por todas estas cuestiones que decimos: Luchar por  los Derechos Humanos es luchar por la seguridad con justicia social para el pueblo.

Frente a las fumigaciones nosotros respondemos que es necesaria una producción agrícola diversa, de alimentos sanos, que asocie a las familias campesinas para desarrollarse en sus territorios sin necesidad de mudarse, con tierras cultivables para todas las familias decididas a producir para alimentar a todo nuestro pueblo; cuando nos proponen privatizar nosotros decimos que las empresas públicas deben sanearse, para garantizar los servicios básicos de calidad a todo el pueblo; cuando impiden la libertad sindical nosotros la defendemos levantando la consigna de la necesaria reorganización de la clase trabajadora, para reforzar y consolidar su capacidad de movilización y de producción al servicio de los intereses populares.

Cuando reprimen a los estudiantes y docentes que reclaman derechos del pueblo, nosotros le decimos más educación y no a la represión; cuando criminalizan y matan sin pruebas reales y pisotean el debido proceso y la ley del país, nosotros exigimos el saneamiento y la transformación del Poder Judicial en un poder que garantice la justicia sin que el dinero sea el principal “juez”; cuando se endeuda al Estado con altísimo costo nosotros decimos que si se cobran más impuestos a los multimillonarios podemos prestar menos dinero y si prestamos podemos conseguir a menor costo, porque en realidad este gobierno acordó con la banca internacional para que se beneficie mucho con estos préstamos.

En síntesis, nuestro proyecto es patriótico, es de liberación y pretende generar las condiciones para que el gobierno sea del pueblo, por el pueblo y para el pueblo.

En el marco de esta propuesta es que anunciamos una intensa organización para lograr una gran movilización el próximo 10 de diciembre, defendiendo los Derechos Humanos de manera colectiva y popular, identificando que la ley de privatizaciones debe ser derogada para derrotar al terrorismo de Estado que se está instalando en nuestro país, asegurando que el modelo productivo que hoy domina nuestro país está dirigido por la narcopolítica y es obligación de patriotas y demócratas, confrontarlo.

Con este modelo económico no es posible que el pueblo tenga sus Derechos Humanos garantizados para una vida digna y segura.

Compartimos esta convocatoria con todo el pueblo paraguayo, caminando juntos en la construcción del Congreso Democrático del Pueblo al calor de las luchas.

¡Contra las privatizaciones y la violencia del Estado!
¡Por tierra y trabajo!
¡En defensa de los Derechos Humanos con paz y justicia social!

29 de octubre de 2014.


Partido Paraguay Pyahura, Frente Guasú, Federación Nacional Campesina (FNC), Coordinadora Nacional de Mujeres Trabajadoras e Indigenas (CONAMURI), Movimiento Kuña Pyrenda, Organización de Trabajadores de la Educación Sindicato Nacional (OTEP-SN), Coordinación Nacional de Niños/as y Adolescentes Trabajadores (CONNATS), Organización de Lucha por la Tierra (OLT), Frente Recoleta, Frente Patriótico Popular, Corriente Sindical Clasista (CSC), Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP), Mesa Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas (MCNOC), Federación Nacional de Estudiantes Secundarios (FENAES), Coordinadora de Camioneros del Paraguay, Frente Estudiantil por la Educación (FEE), Movimiento 15 de junio.
Imprimir artículo