10 de octubre de 2012

DETENCIONES DE COMPAÑEROS EN TACUATI: CRONICA DE UNA MEDIDA REPRESIVA

El Partido Paraguay Pyahura (PPP) viene realizando un proceso de trabajo político con las masas en el departamento de Concepción, como en otros departamentos, que incluye volanteadas en comunidades, reuniones con individuos, familias y asambleas,  en el marco de la Campaña Nacional de Organización y Propaganda.
Es por ello que una vez más,  el día viernes 5 de octubre pasado, una brigada de compañeros y compañeras del Partido se desplazaban por la comunidad de Tacuati (departamento de Concepción) volanteando e invitando a la vez para una asamblea que se llevaría a cabo el domingo 8 de octubre. El mismo día a comienzos de la noche, la camioneta de un menonita fue baleado por personas desconocidas.
Esa misma noche, en el noticiero de un medio televisivo, la reportera enviada a la zona de Concepción informaba que los del EPP habían realizado una volanteada en Tacuati, actividad que está demás ratificar fue hecha por el Partido Paraguay Pyahura.
Al día siguiente, sábado 6 de octubre, se presentan al lugar de la balacera contra los menonitas fiscales, militares y policías, en donde también va el compañero Reinaldo Urbieta, uno de los que realizaba la volanteada el día anterior. Al llegar el compañero es detenido por la policía y llevado a la Comisaría de Tacuati en carácter de sospechoso, pese a que nadie informó cuál era la sospecha que pesaba sobre el mismo. Es trasladado en una patrullera y por el camino es indagado respecto a su opinión sobre el EPP, a lo que el compañero se negó a responder aludiendo que él no conoce al grupo por lo cual no puede opinar.
Enterado del hecho, el compañero Dani Medina llegó hasta la comisaría para realizar las averiguaciones correspondientes y ¡sorpresa! también fue detenido.
Horas después una brigada de aproximadamente 25 compañeros y compañeras llegaron hasta la Comisaría y fueron informados que Reinaldo Urbieta y Dani Medina fueron denunciados como posibles autores del atentado al menonita y están demorados en carácter de sospechosos. Sin embargo, horas después fueron liberados, tampoco sin explicación alguna.
Un dato importante para agregar es que durante todo el proceso de volanteada y brigada de trabajo en las comunidades de Tacuati, Arroyito y otras comunidades, patrulleras, camiones con militares recorrían el mismo camino de nuestros compañeros y compañeras, yendo y viniendo, con una actitud de amedrentamiento, típica de un modelo de Estado represivo y autoritario.
Desde el Partido Paraguay Pyahura nos preguntamos: Cuánto más de fascismo debemos esperar? Cuántas represiones y persecuciones seguirán bajo la excusa de un supuesto combate a un grupo que hasta hoy no sabemos a ciencia cierta de su verdadera existencia?
Finalmente el Partido Paraguay Pyahura,  seguirá llegando en todas las regiones del país, en cada casa, en cada campiña, en cada fábrica llevando su programa de lucha y su objetivo, cultivando la conciencia política de los pobres dando pasos hacia la revolución; a la vez se mantendrá vigilante de todas las acciones impulsadas por el Gobierno actual.
¡LUCHAR, VENCER O MORIR!
Imprimir artículo