18 de noviembre de 2015

Evaluación de las elecciones municipales 2015


El pueblo sueña y lucha por una patria nueva, está harto de la política de engaños, siempre está buscando la felicidad, la democracia, la libertad y la justicia; solo que es permanentemente manipulado y burlado por la mayoría de los dirigentes políticos, que convierten en beneficios personales, familiares o de grupos estas aspiraciones y anhelos del pueblo. Es así que al ocupar los cargos se olvidan de las necesidades de la gente y se dedican a otros menesteres que no precisamente son los intereses de la mayoría. Y entonces la corrupción, clientelismo, favoritismo, etc, se convierten en el accionar constante de quienes detentan la representación y bastardean la política.

El pueblo siempre esta vigilante de su soberanía política, del cuidado de sus riquezas, celoso de su tierra, de su país y de su nación, solo que la mayoría de los dirigentes políticos o autoridades de turno se empeña en hacer todo lo contrario y así llevan al Paraguay al atraso, a la dependencia y al no desarrollo.

Las últimas elecciones municipales en gran medida demostraron este deseo de nuestro pueblo: se condenó la prepotencia, el autoritarismo, la entrega, la política antipopular y antinacional, la corrupción y las mentiras. En este sentido el mensaje claro y contundente fue para HORACIO CARTES, un Presidente de la República que se dedicó a amenazar, con actitudes prepotentes y descontroladas. La mayoría de nuestro pueblo utilizó cualquier medida que le posibilitara  enfrentar esa práctica, aunque el soporte en el que se basó no fuera precisamente una garantía para el futuro, como el PLRA en Asunción o en otros distritos o municipios. Así también pasó un mensaje claro y contundente a todos los adulones y entreguistas que se alinean a Cartes, no precisamente por doctrina ni por principios, sino por otros intereses ajenos al pueblo: y esto va para senadores, diputados, ministros, intendentes, gobernadores, etc. Así también el mensaje es para miembros de las iglesias, tanto católica como de otras religiones, quienes en este último tramo salieron con el objetivo de embarrar la cancha.

En este sentido el PARTIDO PARAGUAY PYAHURA saluda con entusiasmo esta reacción del pueblo y estamos seguros que ya no estamos solos como al principio, cuando advertíamos del “peligroso nuevo rumbo” y seguiremos gritando con mayor fuerza “que renuncie Cartes y toda la línea sucesoria”.

Así también hemos logrado posicionar al VOTO NULO como una expresión consciente ante tanta politiquería, mentiras, manipulación, corrupción que corroen a las instituciones del Estado y a las instituciones municipales. Y se convierte en una expresión que debe ser atendida, analizada y debatida, de tal manera que nos lleve a encontrar las causas que originan esta expresión política, y no -de manera desatinada y equivocada- ofrecer amenazas o visiones parecidas.

Denunciamos -y seguiremos haciéndolo- la compra de votos cada vez más descarada y abierta, cada vez “más cara”. Estas prácticas son las que destruyen y tergiversan la participación,  y convierten la famosa voluntad popular en mercancía, en voluntad comprada o voluntad alquilada. Sin mecanismos correctivos, cada vez más  las “elecciones” estarán viciadas y corrompidas; entonces el camino es que solamente pueden ser candidatos quienes tienen plata.

A partir de ahora y como lo hemos hecho siempre, exigiremos a las autoridades electas que cumplan  con el pueblo, especialmente los destinos de los presupuestos municipales.                                                                      
Noviembre - 2015



MÁS INFORMACIÓN:
Municipales 2015: "Valoramos lección que el pueblo dió a Cartes"
https://www.youtube.com/watch?v=sfx8nxW8pxY&feature=youtu.be




Imprimir artículo